Circonvivencias 2016

Un año más, Albendiego (para quien no lo conozca un pueblecito precioso de Guadalajara donde se celebra el MYAU). Una vez más Mario brillando con luz propia, y el Loke poniéndole notas a cada paso que damos en ese hogar rosa y verde de ilusiones. Y llegamos para jugar a ser equipo por tres días, para coordinarnos en las tareas en lo que sería nuestro hogar de fin de semana. Y conocernos poco a poco con sonrisas. Eso siempre.

 

 

 

 

 

Un año más nos esforzábamos en crear un cabaret con disciplinas aprendidas ese mismo día. Y nos subíamos al escenario de la vida, con la valentía que ello supone, para seguir poniendo piedrecitas en el camino de este arte de cinco letras. Fueron tres días de mucho frío que entre risas se olvidaba. Tres días que terminaron con el calor y el cariño de Berta, y su bar, que nos acoge y nos abraza de una manera única.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un año más, gracias por llenarnos de emoción, por hacernos sentir la magia de ese lugar.